RAZONES PARA VENIR A QUITO - Visit Quito

¿Por qué visitar Quito? No hay un sólo motivo, son varias las razones por las que Quito es considerado como uno de los Destinos Líderes de Sudamérica y uno de los Mejores Destinos por Descubrir, según la prestigiosa revista Traveler de National Geographic y el popular web TripAdvisor.

Quito está en la mitad del mundo  

Esta es la capital más cercana al sol en sus 2.850 msnm y es también el único lugar donde puedes poner un pie en el hemisferio norte y otro en el hemisferio sur. Podrás experimentar la energía pura del “Centro del Mundo” mientras caminas por la línea ecuatorial trazada, imaginariamente, por la Misión Geodésica cuando determinó el punto de la Latitud 0°0’0’’.

Esta privilegiada ubicación geográfica entrega a Quito virtudes que se evidencian en su clima primaveral, todo el año, y su asombrosa riqueza natural.

El Centro Histórico mejor conservado de América:

Tenemos el centro colonial más grande y mejor preservado de América, es una joya urbana que motivó la declaración de Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1978. Aquí esta nuestra historia. Recorrer La Compañía de Jesús, obra cumbre del barroco en América; la Plaza Grande, el núcleo de importantes gestas históricas que narran la historia del Ecuador y del continente. Recorrer el complejo religioso de San Francisco. La Ronda y su encanto con antiguos talleres y oficios tradicionales que siguen vivos.

El Centro Histórico es un gran museo, dinámico y hermoso, un lugar vivo donde confluye la vida regular de sus habitantes, comerciantes, devotos religiosos, turistas y ecuatorianos de todas partes que le dan un toque magnífico y particular.

La cocina quiteña

Los sabores de la cocina quiteña es uno de los mayores atractivos de la ciudad. Merecen ser degustados por todo buen viajero, platos tradicionales mestizos que mezclan lo precolombino y colonial que cuentan con una fuerte influencia tanto andina como ibérica: El locro, la fritada, las empanadas, los envueltos, las salsas de ají, los jugos de fruta, el helado de paila son solo algunos de los platos clásicos de esta ciudad.

Disfruta de nuestra inmensa variedad de frutas frescas durante todo el año, algunas originarias de Ecuador, como el tomate de árbol, naranjillas, chirimoyas, granadillas, taxo, babaco y mucho más.

Además, Quito ofrece los sabores diversos de cocina internacional y fusión con los sabores ecuatorianos, para exigentes paladares. Los espacios vegetarianos y veganos han tomado mucha importancia con una amplia oferta. Somos el lugar para degustar de la fabulosa gastronomía del resto de Ecuador. Realmente comida deliciosa.

Oficios y arte

Quito en tiempos de la colonia fue un centro cultural y artístico muy importante. Esa virtud la hemos conservado a lo largo de las épocas. Hoy, en plena era republicana, es común encontrarte con artesanos que guardan oficios centenarios: peluqueros tradicionales, cereros, sombrereros, sastres, hierbateras que aún guardan sus saberes y los exponen en sus talleres que, en su mayoría, se ubican en el Centro Histórico.

Además, Quito fue, durante la colonia, una de las ciudades que más fomentó las artes religiosas, por su renombrada Escuela Quiteña, base de los artistas coloniales más importantes de América, entre los que podemos destacar escultores como Bernardo de Legarda y Manuel Chili “Caspicara” y el pintor Miguel de Santiago.

Sus obras están expuestas en los museos e iglesias de Quito. Este arte ha sido heredado a la era moderna, que ha ofrecido al país importantes generaciones contemporáneas en las que se destacan pintores como Oswaldo Viteri, Oswaldo Guayasamín, Nelson Román, Luigi Stornaiolo o Eduardo Kingman. Sus talleres están abiertos al público, para que puedas conocer más de su vida y obra.

Museos, teatros y centros culturales

Quito cuenta con una gran cantidad de lugares que narran historias y realidades de otros tiempos, además donde se promueve la cultura a través de exposiciones permanentes y temporales, funciones de teatro, música o cine.

El Museo de la Ciudad, el Museo Casa de El Alabado (con una extraordinaria muestra de arte precolombino), el Museo de Cera, el Teatro Sucre, el Centro de Arte Contemporáneo, la Casa de la Música son algunos de los más importantes.

Además, encontrarás museos de sitio en los alrededores de la ciudad como en Tulipe, Rumipamba o La Florida, que cuentan la fabulosa historia que precedió la llegada de los españoles.

Los niños también tienen sus espacios en Yaku Parque Museo, el Museo Interactivo de Ciencias y el Museo del Tren.

En la noche

Hay varias opciones en restaurantes, cafés, bares y discotecas en los barrios de La Mariscal, La Floresta, Guápulo y La Carolina. Allí encontrarás música, gastronomía local e internacional, fiesta y, sobre todo, ¡la alegría quiteña!.

Súbete al ferrocarril

Desde el popular barrio de Chimbacalle, en Quito, emprende un viaje en “el ferrocarril con la construcción más difícil del mundo”, que ahora se ha convertido en un tren turístico patrimonial, uniendo a la sierra con la costa. Sus rieles recorren lo alto de las montañas mediante una impresionante obra de ingeniería de principios del siglo XX. Hoy se puede recorrer en el tren los parajes andinos y costeros. Visita la estación de Chimbacalle, conoce su museo y embárcate en esta maravillosa expedición.

Compras

Una de las actividades de ocio son las compras y en Quito encontrarás una diversidad de opciones para todos los gustos y bolsillos. Desde modernos centros comerciales como el Quicentro Shopping o Mall El Jardín con marcas de moda locales e internacionales hasta tiendas de diseño contemporáneo ecuatoriano en el barrio de La Floresta o La Mariscal. En el Centro Histórico podrás visitar tiendas especializadas de artesanías como El Quinde, que ofrece una importante gama de fabulosos artículos andinos, con instrumentos, finos tejidos en alpaca y espadriles que hoy están muy de moda en Europa. Los productos y la fabulosa materia prima ecuatoriana, que incluye al mejor chocolate del mundo, excelente café de altura; cosechado en sombra, el único marfil vegetal (la tagua) y los famosos sombreros de paja toquilla que el mundo entero los conoció como Panamá Hats que realmente son ecuatorianos, son muchos de los productos que te podrás llevar de recuerdo.

Para comprar arte, Quito también es muy buen destino: en el parque El Ejido encontrarás pinturas, esculturas, óleos, etc. Y en La Mariscal es el lugar propio de galerías y anticuarios.

El páramo y el Bosque Nublado, estar en dos mundos paralelos a la vez

A una hora de viaje, en los alrededores de Quito, podrás disfrutar de actividades en haciendas localizadas en los páramos andinos: aguas termales, cabalgatas, caminatas, andinismo, agroturismo y más. En la zona del Noroccidente, podrás descubrir la belleza y riqueza del bosque nublado subtropical, un paraíso para el avistamiento de aves, con una diversidad que rompe todos los records con más de 500 especies. Es uno de los mejores lugares para ver docenas de especies de colibríes. Son dos mundos completamente opuestos, uno cálido y otro frío, a menos de una hora de distancia entre sí. ¡Magia absoluta!.

Cerca de todo

Quito como puerta de entrada a Ecuador está estratégicamente ubicado para que en pocas horas puedas llegar a la Costa del Pacífico con sus playas, pueblos pesqueros y deliciosa gastronomía; los Andes con su Avenida de los Volcanes que deslumbró al expedicionario alemán Humboldt; la Amazonía con toda su encantadora diversidad ecológica intacta; las Islas Galápagos, un espacio en donde el tiempo se detuvo, con especies únicas en el mundo, que narran la evolución de las especies, teoría que creó el reconocido naturalista Charles Darwin.

Desde aquí, el lugar de donde puedes empezar a recorrer todo nuestro grandioso país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *