Bienestar Ancestral

Bienestar Ancestral

RESEÑA HISTÓRICA

El Quito de la época Pre-incaica

Se reconoce la existencia de una población ancestral que ocupó la actual ciudad de Quito y sus valles aledaños con mucha anterioridad a la llegada de los incas. También es cierto que aún no hay consenso entre los estudiosos de Quito, sobre el tipo de asentamiento y su nivel de trascendencia social, política, administrativa y religiosa que tuvo, debido a la escasez de vestigios arqueológicos arquitectónicos. Por ejemplo, tenemos posiciones como las de Jorge Trujillo, que afirma que Quito fue: “Un espacio simbólico, dotado de diversos significados. Como espacio geográfico tiene límites: al norte con la línea equinoccial (Mitad del Mundo) al sur, las llanuras que se extienden desde el panecillo o Yavirac. Al oeste, la entrada a la tierra de los yumbos occidentales: Calacalí, Lloa y Tambillo. Al este, los accesos a las tierras de los yumbos orientales: Oyacachi, Papallacta y Pintag”.  Comprende las inmediaciones o áreas de la línea imaginaria ecuatorial. Por tanto, incluye también los corredores de acceso a las zonas de influencia de la vertiente de la cordillera occidental, que desembocan en las costas del océano Pacífico. Por el oriente los límites llegan a los altos de las cuencas de los ríos Napo y Marañón” (cita: Trujillo, 2008: 299-300).

Fuente bibliográfica/Atlas Arqueológico del DMQ

Cultura Yumbo:

El “País de los Yumbos” ocupó el territorio montañoso al oeste de la provincia de Pichincha; asentamientos protohistóricos de los Yumbos fueron los antiguos poblados de Calacalí, Mindo, Nanegal, Nono y Lloa, y otros ya desaparecidos como Alambí, Llambo y Cachillacta. Mención especial merece Catacoto, que, a pesar de haber sido muy importante durante la colonia, también desapareció.

El arqueólogo Holguer Jara, ha dedicado varios años a la investigación y el estudio del pueblo de los Yumbos. Sostiene que esta cultura desapareció a mediados del siglo XVII debido a erupciones de volcanes vecinos como el Pichincha y el Pululahua. Los que sobrevivieron a esas catástrofes debieron remontar la cordillera en busca de tierras más seguras de la Amazonía, donde aún existen asentamientos humanos pertenecientes a esa cultura, quienes solamente recuerdan (por tradición) que provienen del otro lado de las montañas.

¿Qué es un Culunco? Son los caminos Pre-incaicos que permanecen intactos en el noroccidente de Pichincha. Son parte de la cultura Yumbo.

Estos senderos son un testigo patrimonial de una organización comercial que se desarrolló entre los 800 años D.C. hasta la conquista española. Los culuncos están escondidos dentro de la densa vegetación en las laderas de las montañas. Se extienden desde la Sierra hasta la Costa y con el pasar de los años se convirtieron en los caminos de los conquistadores españoles, republicanos, madereros, traficantes de licor. Estos caminos aún son utilizados.

¿Qué son los Petroglifos? Son diseños simbólicos grabados en rocas, realizados desgastando su capa superficial. Muchos fueron hechos por el hombre en el período Neolítico.

Fuente bibliográfica: El Comercio

COSMOVISIÓN DE LOS PUEBLOS ANDINOS

Para comprender el pensamiento religioso de las sociedades indígenas de la antigüedad hay que entender primero algunas de sus características: En primer lugar, se debe tomar en cuenta la forma en que nuestros antepasados concibieron el cosmos. Consideraban al Universo como un todo organizado y armonioso, constituido por tres niveles sobrepuestos, es decir, tres mundos paralelos articulados gracias a un eje, o axis mundi. En el mundo de arriba o supramundo habitaban los Dioses y espíritus. En segundo lugar: el mundo de la mitad, los seres vivos, incluyendo plantas, animales y humanos. En Tercer lugar:  el mundo de abajo o inframundo, en donde están los ancestros (Ucuyaya) los difuntos y otros poderosos espíritus asociados a la muerte y la fertilidad.

La continuidad de la vida dependía del flujo constante de las fuerzas vitales a través de dichos mundos.

De acuerdo con el pensamiento indígena americano, los espíritus del mundo primordial crearon el cosmos con numerosas capas sobrepuestas que para ese entonces eran representadas en tres grupos:

Hanan Pacha o el mundo celestial: de arriba o supra mundo, en el que se encuentran el aire y los espíritus o Dioses. Este mundo es luminoso, árido, caliente, masculino, racional y lineal. Es el dominio de animales solares, como: águilas, gallinazos o el jaguar, en su forma solar.

Kay Pacha o el mundo de la mitad: es decir, nuestro mundo, en el que viven en asociación íntima minerales, plantas, animales y seres humanos. Incluye el cielo en el que deambulan el sol y las estrellas. Es además un lugar de tránsito para los seres de los mundos paralelos.

Uku Pacha o Inframundo: el mundo de abajo, donde habitan los espíritus relacionados con la muerte y la fertilidad, junto con los animales de agua como: anfibios, serpientes, murciélagos y el jaguar nocturno. Eran asociados con la sexualidad y los instintos. Este mundo es oscuro, húmedo, frío, femenino, intuitivo y circular.

ANTECEDENTES

Quito Turismo ha diseñado tres rutas turísticas para conocer nuestra riqueza Ancestral de la Cultura Yumbo: los invitamos a conocer, sentir y valorar esta antigua Etnia de nuestra ciudad.

Tienes la oportunidad de atravesar los caminos ancestrales. Aprender la historia tradicional de los Yumbos y llenarte de la energía que no brindan estos lugares mágicos de la Ruralidad de Quito. Conoce a nuestras comunidades, asociaciones de turismo y colectivos culturales de las parroquias rurales de Quito.

PRODUCTOS DESARROLLADOS

SITIOS ARQUEOLÓGICOS DEL DMQ:

PARQUE ARQUEOLÓGICO Y ECOLÓGICO RUMIPAMBA

El parque tiene una extensión aproximada de 40 hectáreas. Aquí se han encontrado desde el año 2001, vestigios culturales de tiempos prehispánicos, en su mayoría de carácter arquitectónico. El sitio toma el nombre de la quebrada Rumipamba (llanura de piedras) que se origina en los flancos occidentales del volcán Pichincha y atraviesa por este sector.

MUSEO DE SITIO TULIPE

Tulipe significa “agua que baja de las tolas”. Es un santuario subtropical abierto al público donde se puede profundizar la historia de la nación de los Yumbos. Ellos plasmaron sus conocimientos de arquitectura y geometría en estructuras monumentales para honrar a sus dioses con ritos de purificación.

MUSEO DE SITIO LA FLORIDA

El Museo de Sitio La Florida, fue abierto en el año 2009. Presta un servicio constante para el público que desea conocer la historia del pueblo Quitu. Su muestra cuenta con elementos de arquitectura, funeraria y piezas culturales recuperadas.

PUCARÁ DE RUMICUCHO

Rumicucho en Qichwa significa “Rincón de piedra”. Son ruinas arqueológicas, ubicadas al norte de la ciudad de Quito. Nos ofrecen una clara visión de lo que fue un templo dedicado al Dios Sol.

Desde su privilegiada ubicación, en una colina, desde donde se puede apreciar el cerro de La Marca y el volcán Cayambe que forman una línea horizontal este – oeste, que marca el lugar exacto por donde atraviesa el Sol en su equinoccio.

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE PERUCHO

Ubicado al centro norte de la ciudad de Quito en la Parroquia de Perrucho, es el lugar para conocer sobre la Cultura Piruchana.

La muestra tiene piezas arqueológicas y maquetas de esta importante Cultura que se exponen en esta nueva alternativa cultural en las parroquias norcentrales de Quito.

Estructuración de Guion Turístico/Arqueológico

El levantamiento de la información se realizó en conjunto con el Instituto Metropolitano de Patrimonio IMP y Quito Turismo.

Guion turístico reconocimiento arqueológico del Culunco-Guantopungo-Pelagallo, ubicado en la parroquia de Calacalí

Está ubicada al noroccidente de Pichincha en la Parroquia de Calacalí, zona que ha jugado un rol muy importante dentro del proceso histórico cultural. Las razones son la presencia del pueblo Yumbo y su estratégica ubicación que permitía a diferentes pueblos de la costa y sierra ecuatorianas, intercambiar (o realizar trueque como se conoce técnicamente). La enorme variedad de productos con los que se contaba, sean estas cerámicas, herramientas, productos agrícolas, etc.

Si se preguntan: ¿cómo realizaban estos intercambios? La respuesta está bajo sus pies. Los pueblos hacían uso de Culuncos, lo cual era la conexión para las diferentes regiones y pueblos del Ecuador. Su uso tenía objetivos comerciales. Estos caminos formados a manera de trinchera con paredes de tierra de 3 a 4 metros de alto, no sólo articulaban redes comerciales, también se vinculaban con la arquitectura simbólica del paisaje.

Tenemos una privilegiada visión paisajística en la zona de los culuncos, además de estar cerca del bosque protector del río Guayllabamba, la reserva geobotánica Pululahua y el Bosque nublado de Yunguilla. Esto es evidencia de la mega diversidad existente (especialmente por su abundante fauna de aves). Respecto a flora, la zona tiene arrayanes, orquídeas, cedro, uña de gato, bromelias, chilca, cauchín, mora, mortiño, valeriana, entre muchas otras. Con relación a la fauna existen: ardillas, armadillos, guantas, murciélagos, osos de anteojos, pumas, cabeza de mate, venados, águilas, búhos, pájaros carpinteros, gallo de peña, colibríes, gavilanes, entre más especies.

En la época de los Culuncos los elegidos para atravesar los caminos, eran los más fuertes, ya que para realizar los trueques – cambios, debían llevar objetos pesados por largas distancias que les tomaba días, semanas e incluso meses. Estos comerciantes eran conocidos como Mindalaes y Cachas.

Ubiquémonos 10.000 años en el pasado, en un período conocido como Pre-cerámico. Las sociedades eran nómadas, cazadores y recolectores. En esos tiempos donde ya existía el trueque y el principal producto de la sierra era la obsidiana (roca de vidrio volcánico), sin embargo, se encuentra evidencias arqueológicas en la costa, dando como evidencia así el intercambio comercial.

Hace 5.500 años aproximadamente, un hito importante nos envuelve, el cual origina los inicios de la agricultura, permitiendo, a las sociedades volverse sedentarias.

El intercambio con la costa sigue, de lo que se hallaron objetos antiguos de influencia costeña de lo que se cree pertenecían a cultura Chorrera, hechos con cerámica y lítica, en las zonas de Cotocollao (Altiplano de Quito) y Nueva Era o en Tulipe (Noroccidente de Quito). También se encontraron objetos de obsidiana en la costa, lo cual supone que el intercambio interregional era permanente.

Lastimosamente un evento natural afectó a varias zonas. La erupción del volcán Pululahua ocurrida hace 2.500 años dejó gran parte de la zona cubierta de ceniza, afectando a los sitios arqueológicos y obligando la migración de las poblaciones. Cerca de 1.000 años tomo para que las zonas fueran nuevamente pobladas y retomar la organización social existente, incluyendo el intercambio de productos entre costa y sierra.  

Otros vestigios de elementos cerámicos de influencia costeña fueron encontrados en el valle de Quito (Cotocog y Jardines del Este en Cumbayá).

En el período de Integración que data de los años 500 hasta el 1.500 D.C, fue una época de consolidación para la sociedad Yumbo. En la parte alta y media del bosque nublado, tenían una extensión territorial de 900 km2 y eran una organización compleja, estructurada por cacicazgos. Aquí la red de culuncos, que tenía conexión entre Mindalaes y Cachas, servían para el intercambio de productos como: papas, maíz, quinua (zonas altas), algodón, coca y ají (zonas bajas), además del intercambio con la concha Spondylus (Costa), obsidiana. En ese entonces se mantenía una relación equilibrada y respetuosa entre los pueblos.

La cerámica del pueblo Yumbo está constituida por una variedad de vasijas como cántaros, ollas, torteros, compoteras, cuencos y platos. Las superficies exteriores de las mismas están alisadas, algunas pulidas y decoradas con engobe (capa fina de pintura).

Los Yumbo también construyeron tolas o montículos artificiales, interrelacionados entre sí, las cuales representaban jerarquía social o se les daba el uso para rituales funerarios. Se evidencia el contacto con diferentes pueblos debido a que sus tolas y arqueología jeroglífica demuestra la influencia de distintos pueblos. En Cochasquí (tolas como pirámides con plataformas) y de la Amazonía (diseños en piedra con formas antropomorfas o humanas y zoomorfas o de animales).

La conquista Inca significó un ligero cambio al uso de los culuncos, pues la dominación y control se estableció, sobre las zonas migratorias y comerciales cerca de los ríos Alambi, Tulipe y Guayllabamba, consolidándose la presencia Inca. Como prueba arqueológica están los Baños del Inca en Tulipe.

Finalmente, con la Colonia y la República se rompe totalmente la dinámica comercial y la cosmovisión andina. Se impone pagos de productos por dinero, y se hace uso de los culuncos para transportar aguardiente (licor) y madera. Esto propició el contrabando, estableciendo una dinámica capitalista.

BREVE PLANIFICADOR

Si tienes una mañana:

Si tienes un día:

Si tienes dos o tres días