Comida típica - Visit Quito

Gastronomía

Gastronomía

Ecuador no deja de sorprender a quienes descubren por primera vez nuestra comida, y Quito es el lugar ideal no sólo para probar la excelente gastronomía quiteña, sino también para descubrir los sabores de distintos platos típicos del país.

QUITO Y SU COMIDA, UNA RUTA GASTRONÓMICA

Excelentes productos, buena sazón, recetas únicas y muchísimo por descubrir y saborear… ¡Quito es una delicia!  

La hora del almuerzo es sagrada en la casa de un quiteño, y un plato no es suficiente. Si no comenzaste con una buena porción de sopa y luego con el “segundo” o plato principal (preferiblemente con arroz y papas) simplemente no has almorzado… Por más que hayas comido en una “hueca”, un puesto improvisado, un restaurante o una comida casera, los siguientes platos tradicionales seguramente van a surgir (y, sin duda, te dejarán con ganas de más).

ALGUNAS RECETAS CLÁSICAS

Higos con queso

Se remojan los higos en agua durante un día y se cocinan por 15 minutos hasta que están suaves y después se cocina azúcar morena en una olla hasta que se convierta en miel, añadiendo los higos hasta que la miel se espese. Encuéntralos en cafeterías, incluso panaderías, servidos con rodajas de queso fresco.

Locro quiteño

El clásico locro quiteño tiene que estar dentro de tu lista culinaria. Una sopa espesa y simple, donde la papa es el ingrediente estrella y sin duda es uno de los platos favoritos de quiteños y extranjeros. Las rebanadas de aguacate y queso fresco que lo acompañan sólo hacen que el sabor sea mejor, una experiencia única. No te pierdas, recetas que pueden incluir habas, los autóctonos mellocos, acelga, chicharrón.

Si buscas algo especial de acá, pide un Yahuarlocro que es una sopa de papa con sangre de borrego, panza, librillo y otros ingredientes. ¡Es delicioso!

Tripa mishki

El aroma penetrante e inconfundible de la tripa mishki literalmente detiene el tráfico quiteño. Es un épico bocado de parrillada: tripas en ajo macerado con achiote y comino, sazonadas en plena calle y preparadas en diez minutos sobre brasas calientes. La tripa mishki abre la vena popular del paladar callejero.

Cuy (conejillo de indias)

Sagrado para los antiguos, el cuy, o conejillo de indias, no solo va en la olla para celebrar ocasiones especiales, también se lo utiliza vivo en rituales de sanación. En ciertos hogares indígenas, se los hierve en sopas, pero para la mayoría de los ecuatorianos resulta mucho más apetecible su versión a la brasa.

Cevichocho

Se licúan unos tomates en limón, se mezcla cilantro picado, tomates en cubo, tiras de cebolla, aceite (preferiblemente de oliva) y chochos con sal. Un clásico de los parques, ¡busca sus carretas!

Platos con cerdo: Cualquier receta de cerdo en Ecuador toma muchas horas de preparación…

Fritada: Bocados de cerdo cocinados en una paila de bronce en mapahuira (grasa de cerdo cocinada). 

Hornado: Un cerdo entero cocinado al horno durante 12 horas. Se lo exhibe con un ají en la boca, pero a pesar de su imponente presencia, ¡es un verdadero manjar! El mejor lugar para probar: Mercado Santa Clara, Mercado Central o Sangolquí, en las afueras de Quito.

Chicharrón: ¡No importa la hora o el lugar, no se puede decir que no a un buen mote con chicharrón!

Salsitas

Todos los platos quiteños vienen con una (o varias) salsas para acompañar. Te recomendamos agregar “agrio” (tomate, cebolla, jugo de naranja, vinagre y azúcar morena) para acompañar tus platos de cerdo, ¡o ají casero (en especial el hecho con maní) sobre todo lo demás!

Choclo y habas con queso

La simpleza, y delicia, de una mazorca de maíz, o habas hervidas, acompañadas con queso es un excelente (y nutritivo) aperitivo para acompañar un plato principal como el hornado, fritada, o cualquier otro plato típico.

Chulpi chocho

Un bocado delicioso, energizante y muy saludable: chochos y tostado (granos de maíz tostado en ajo) con un poco de sal.

El ceviche ecuatoriano

Aunque no es un plato específicamente quiteño – los ingredientes (principalmente pescados y mariscos) vienen de la costa – En Quito encuentras excelentes versiones de un ceviche fenomenal. De camarón, pescado, cangrejo o concha… Nuestros preferidos:  Zavalita (Martínez Mera y Portugal).

El Canelazo

Hecho con naranjilla, canela y licor artesanal (puntas), el canelazo se lo bebe mucho durante las fiestas de fundación de la ciudad (la primera semana de diciembre), ya sea en la calle o en las chivas. 

Las Empanadas

La de Viento – con una masa de harina y queso: Su relleno: el viento

La de Morocho – una deliciosa masa de una especie de maíz frito, con su típico relleno de carne, arroz y alverjas.

La de Mejido, con una masa de harina de trigo con un relleno agridulce de queso, pasas y azúcar.

La de Verde, que proviene de la gastronomía costeña, con una masa hecha de plátano verde majado y distintos rellenos: queso, camarón o carne.

Los helados de paila

No hay competencia para la simplicidad y delicia de este helado tradicional. Su secreto: la paila de bronce que gira sin cesar sobre hielos y sal en grano.  Los sabores son de frutas frescas ecuatorianas. Maracuyá, mora, naranjilla, guanábana entre muchos otros.

Los dulces quiteños

Colaciones: Bolitas blancas de azúcar con maní por dentro.

Caca de perro: Un bocado dulce hecho con maíz tostado.

Higos confitados: higos duros y verdes, inconfundibles en una repisa (prueba los de la Heladería San Agustín en el centro colonial)

Maní confitado: adictivos maníes con cubierta de azúcar cocinada.

Acompañantes y bocados clásicos

Llapingachos: una tortilla de papa inolvidable, cocinada en achiote, con queso por dentro y a veces cubierta con una deliciosa salsa de maní.

Maduro/maqueño frito: el acompañante indispensable de la cocina costeña, plátano maduro dulce, frito… el maqueño es una variedad más suave (¡y suculenta!)

Mote: granos de maíz reventados que suele acompañar el chicharrón de cerdo.

Aguacate: El aguacate es una guarnición indispensable a lo largo del país, hasta se lo incluye en sopas y ceviches.

Choclo frito: los granos del maíz, retirados de la mazorca, y fritos con sal y ajo. A veces acompañan sopas o se incluyen en el arroz.

Encurtido: la ensalada más típica, cebolla colorada (llamada “paiteña”) picada y encurtida con sal, limón, tomate y cilantro picado.

Humitas: Un verdadero manjar, hecho de maíz envuelto en la hoja de la mazorca, parecido a un tamal. Es de la sierra de Ecuador y ¡no hay mejor para acompañar un café!

Batidos de fruta

Los ecuatorianos tomaban jugos naturales mucho antes del “boom” de la comida sana y orgánica. Con todas las opciones de frutas disponibles en el país, tiene sentido que sus jugos sean ofrecidos en la mesa junto a cada comida, en tiendas de la calle, “huecas” e incluso parques para refrescar a un corredor o ciclista. Recomendamos: Jugos de la Sucre (Sucre y García Moreno).

COLADA MORADA Y GUAGUAS DE PAN

Día de los Difuntos (2 de noviembre) es tiempo para probar las tradiciones culinarias más especiales del Ecuador andino: la colada morada y sus “guaguas” de pan.

El 2 de noviembre se celebra en Ecuador el Día de los Difuntos. Es una fecha en la que recordamos a los que ya han partido. Grupos de familias visitan el cementerio, no sólo con flores para decorar las tumbas, sino también con los platos favoritos de sus seres queridos. Luego de comer al lado de la tumba, se deja, también, un plato para que lo disfrute el finado (es una costumbre con origen indígena). La muerte, en los Andes, es tan sólo una transición hacia otro mundo, y a través de la comida se fortalecen los lazos entre ambos. En la ciudad de Quito, uno de los lugares donde mejor se observa esta tradición es el Cementerio de San Diego, al suroeste del centro colonial, justo frente al Panecillo.

La fecha coincide con la maduración del mortiño, que es una pequeña fruta redonda azul granate que crece en el páramo. Es una bebida caliente dulce, un poquito picante y espesa. La colada morada se basa en el mortiño e incluye frutilla, babaco, piña y especias nativas como el ishpingo, hierba tradicional ecuatoriana, con harina de maíz negro.

Es acompañada con las tradicionales guaguas de pan (wawa en Kichwa quiere decir niño o bebé). Estos muñecos, son hechos de masa de pan, decorados con azúcar en colores llamativos que representan ojos y boca, se rellenan de mermelada o dulce de leche. 

La colada morada representa la sangre y las guaguas de pan el cuerpo del difunto, según la tradición indígena.

LA FANESCA

Es uno de los platos más emblemáticos de Quito, y una de las recetas más elaboradas, simbólicas y complejas del mundo.

Las familias ecuatorianas preparan la fanesca durante Semana Santa (principalmente en la sierra, pero también en la costa) con 12 apostólicos granos y un cuerpo del Señor simbolizado por el bacalao… Huevo duro y plátano maduro, queso y empanadas, entre otros aderezos, hacen de este uno de los platos más elaborados del país.

En el mundo no existe una preparación similar (ni por nombre, ni por receta); es una de las razones por las cuales la Semana Mayor, se ha arraigado tanto en la identidad del quiteño. Podemos decir, incluso, que comer la “fanesca” de Semana Santa es la costumbre que todo quiteño atesora como una de las más emblemáticas tradiciones. Y por supuesto, es mamita quien mejor la hace.

La fanesca empieza en granjas y cultivos del país, de donde vienen los ingredientes de inigualable variedad y cantidad, que llegan desde febrero a todos los mercados, donde las vendedoras organizan sus puestos para facilitar la compra de los productos necesarios para la preparación.

EL ROSERO

El rosero es una bebida tradicional quiteña, hecha a base de agua de rosas y frutas, esta bebida en tiempos de la colonia era consumida por los clérigos jesuitas, ahora se la puede encontrar en varios barrios de la ciudad, especialmente en el centro histórico como en el barrio de San Blas, Mercados como el Central y el de San Francisco y en algunos negocios locales.

Esta bebida se la realiza con una infusión de plantas. Primero se cocina en infusión todas las especies, posteriormente se agrega jugo de naranjilla y agua de rosas. Al final se agrega la fruta picada: frutillas/fresas, babacos, piña, naranjilla, maracuyá y duraznos, principalmente.

Al rosero se lo puede tomar frío o caliente, con licor o sin licor, según la preferencia de los comensales.

LOS MERCADOS

Asegúrate de visitar los mercados de Quito, donde descubrirás la ciudad en todo su esplendor y profundizarás en la vida diaria de los quiteños. Aprende más sobre los productos de la tierra, y prueba algo nuevo en tu camino.

Encuentra todas las variedades de lechuga, tomate, calabaza, leguminosas, y granos. Más de diez diferentes tipos de tubérculos, incluyendo el engañoso melloco, que, aunque se parezca a una papa, su sabor y textura son completamente distintos. Frutas de dos universos diferentes: de los trópicos y de los templados Andes. Piensa en piñas, mangos, maracuyás, plátanos. Luego piensa en fresas, manzanas, peras. Todo se encuentra aquí. naranjilla, la deliciosa chirimoya, el agridulce tomate de árbol, granadillas, babacos, uvillas. ¡pruébalas frescas!

Sanación de mercado

La limpiadora (una sabia de las hierbas) espera en su puesto de mercado a sus pacientes para ofrecerles una limpia. Con hierbas y flores como la ruda, la Santa María, el marco, la chilca, el sauco, el medio yuyo, el tigrecillo o la congona que lo curan todo, desde la angustia, la tensión nerviosa, el susto, el insomnio y la depresión.

Consejo para el sufridor”: martes y viernes son más propicios para eliminar el “mal de ojo”.

Diccionario de Mercado

Mal de ojo: es cuando alguna persona cree que ha sido atacada con brujería.

Casera: originalmente, ‘la casera’ es la ama de casa que viene sin falta al puesto de una vendedora y con quien mayor afinidad ha encontrado, pero quiere decir vendedor.

Yapa: esto es el ‘poquito más de lo que has pagado’ que los vendedores le añaden a la compra, solo porque le caíste bien. 

“Para que lleve”: lo que se dice cuándo se ha llegado al último precio al que bajará el vendedor durante el regateo.  

Reinita: el clásico apelativo afectivo que utilizan las vendedoras para sus compradoras.

Dios le pague: es el ‘gracias’ automático del vendedor del mercado, con todas sus implicaciones.

Mercados en el Norte:

Santa Clara: el más cercano a La Mariscal, con un sector de muebles de madera y de cabuya en las afueras (Marchena y Versalles).

Iñaquito: agradable y muy limpio, con tiendas con productos importados, incluyendo sitios para comprar productos asiáticos (Villalengua e Iñaquito)

La Floresta: se extiende hasta la calle los viernes (Galavis e Isabel La Católica).

Mercados en el Centro:

Mercado de San Francisco: Rocafuerte y Chimborazo.

Mercado Central:

En el Centro Histórico de Quito entre las calles Pichincha y Manabí está el remodelado Mercado Central, es un lugar tradicional que lleva 63 años en funcionamiento.

Es uno de los Mercados tradicionales de la ciudad de Quito, en el cual se puede ver la diversidad de productos y culturas que hay en la capital. Vegetales de la sierra, frutas de la costa y carnes de todos los tipos se pueden encontrar a pocos pasos de distancia en el mismo lugar.

El Mercado Central es famoso por su gastronomía. Frutas, verduras, así como alimentos preparados como las famosas corvinas y platos típicos de la capital como papas con cuero, seco de chivo, jugos naturales entre otros, este lugar alberga una gran diversidad de exquisitos platos tradicionales.

BREVE PLANIFICADOR

Si tienes una mañana:

  • Helados de Paila Heladería San Agustín
  • Quesadillas de San Juan
  • Mercado Central

Si tienes un día:

  • Mercado San Francisco + Colaciones de la Cruz Verde + Heladería Dulce Placer en la Ronda
  • Mercado Central + Cooking Class + Degustación de Café en la Floresta
  • Quesadillas de San Juan + Tradicionales Helados de Paila + Menú Degustación en Nuema

Si tienes dos o tres días:

  • Mercado Central + Cooking Class + Degustación de Café
  • Degustación de Cerveza Artesanal + Street food en la Floresta
  • Mercado San Francisco + Colaciones de la Cruz Verde + Helados de Paila Heladería de San Agustín

© All rights reserved

Quito Turismo - Visit Quito